Nuevas directrices para la promoción e implementación de la igualdad de género en las organizaciones, Norma ISO 53.800:2024.

Compartimos análisis de las recientes Directices de la norma ISO 53.800:2024 para la promoción e implementación de la igualdad de género en las organizaciones

A principios de junio ha sido publicado un artículo por la Asociación Argentina de Ética y Compliance elaborado por nuestra Directora Paula Honisch, donde se presentan las nuevas Directices de la norma ISO 53.800:2024 para la promoción e implementación de la igualdad de género en las organizaciones.

Allí se analiza también su relación con la norma ISO30415:2021 sobre Gestión de recursos humanos – diversidad e inclusión que es mucho más amplia en su alcance.

Entre otras cuestiones, allí se indicó que el principal objetivo de la norma, como su nombre lo indica, es brindar herramientas a las organizaciones para promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en todos los niveles. Entendiendo que ello podrá hacerse en la medida en que se procura eliminar las barreras que impiden que las mujeres participen plenamente en la vida laboral y empresarial y se genere un entorno de trabajo equitativo, inclusivo y respetuoso para las mujeres, donde exista igualdad de oportunidades en cuanto a la contratación, promoción, desarrollo profesional y remuneración y se las empodere para que asuman roles de liderazgo.

Esta norma, a su vez, viene a complementar lo establecido en la norma ISO 30415:2021 sobre Gestión de recursos humanos – Diversidad e inclusión, aunque enfocándose en la dimensión específica del género. Ello es así ya que la ISO 30.415 adopta un enfoque más amplio, incluyendo la gestión de otras dimensiones de la diversidad, como la edad, la raza, la etnia, la discapacidad, la orientación sexual y la identidad de género, para lograr un lugar de trabajo más diverso e inclusivo donde todas las personas sean valoradas en sus individualidades y puedan alcanzar su máximo potencial.

Por otro lado, se mencinó que esta norma, al ser una directriz, buscar brindar orientación y recomendaciones a las organizaciones para que puedan promover una cultura de igualdad de género. Ellas han sido diseñadas para que puedan ser consideradas por cualquier tipo de organización (pública o privada, grande o pequeña), sin establecer requisitos que deban ser necesariamente cumplidos por éstas.

Así, ofrecen un marco flexible de estrategias y prácticas para que cada organización pueda adaptarlas a sus valores, a su contexto, a su tamaño y objetivos, y a la madurez que sus esfuerzos por promover la igualdad de género hubieren alcanzado. Por lo tanto, cualquiera sea su punto de partida, la directiva servirá para facilitar su progreso.

La estrategia que la directriz propone considera el abordaje desde cuatro áreas:

  1. Hacia lo interno de la organización, abordando cuestiones relacionadas con la gobernanza, con las relaciones y condiciones de trabajo, con la sensibilización y el apoyo de los stakeholders internos;
  2. Respecto de las inversiones y adquisiciones que realice la organización, para que estas sean sostenibles e incluyan presupuestos con perspectiva de género;
  3. Considera las relaciones externas de la organización, procurando involucrar a las partes interesadas y establecer alianzas con éstas;
  4. Comprende cuestiones en torno a la comunicación tanto interna como externa.

Respecto de cada una de estas áreas la norma propone varios campos de acción. Aunque, claramente, será cada organizacion la que deberá definir el camino crítico para implementarla, luego de conocer y considerar cuál es su situación en materia de igualdad de género.

Para acceder a la nota completar se puede ingresar el siguiente link https://eticaycompliance.org/nuevas-directrices-para-la-promocion-e-implementacion-de-la-igualdad-de-genero-en-las-organizaciones-norma-iso-53-8002024/

Compartir este artículo: